El signo de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los repertorios de la finca se situó en 24.342 el pasado mes de febrero, multiplicadora un 2,7% inferior a la del mismo mes de 2016, según ha transmitido este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este retroceso inter anual pone término a la jugada de seis meses sucesivos de avances que había conseguido conectar este indicativo. Pese a firmarse menos cargas sobre casas, el coste medio de las mismas creció un 7,1% respecto a febrero de 2016, incluso los 115.883 euros, mientras tanto que el caudal prestado subió un 4,2% en carga inter anual, aun exceder los 2.820 millones de euros. En contribución mensual (febrero sobre enero), las obligaciones sobre residencias disminuyeron un 10,6%, en tanto que el caudal prestado bajó un 8,2%. Se trata en los dos hechos de las máximos ajadas mensuales en un mes de febrero, al menos desde 2013.